Como eliminar los restos de nueces de los dientes

Como todos sabemos el consumo de nueces es muy recomendable para la salud por todos los nutrientes que aporta pero debemos seguir unas pautas de higiene dental para que la ingestión no produzca efectos nocivos como caries, sarro y ahí es donde entran en juegos aparatos como los irrigadores dentales o los cepillos eléctricos de dientes.

un irrigador dental para limpiar los dientes

Tenemos feas costumbres, yo el primer intento recién he acabado de comer es intentar quitar con la lengua ese trozo que ha quedado entre los dientes para a continuación hacerlo con ayuda de un palillo o mondadientes, introduciéndolo entre los dos dientes, para intentar eliminarlo y que no se produzca la inflamación de la encía.

La mejor forma de eliminar las restos de nueces que se quedan entre los dientes es usar el hilo o seda dental (al igual que ocurre con las semillas de las fresas) Usando la seda dental no se daña el esmalte de los dientes y se consigue eliminar gruesos trozos. Se debe usar con precaución para no dañar las encías.

Pero en la boca quedarían muchas bacterias que van a provocar la aparición de sarro y caries y ante ello hay dos opciones:

Usar un irrigador dental

Usar un cepillo de dientes

Lo más usado es el cepillo de dientes con una pasta rica en fluor y acabar el cepillado de dientes con el uso de un colutorio. Aunque desde mi experiencia, y la opinión de muchos dentistas, lo más efectivo es usar los irrigadores dentales de forma habitual

¿Qué es un irrigador dental?

Es un aparato que consta de un deposito con agua (donde mezclaremos una pequeña cantidad de colutorio) y de unas cánulas que se introducen en la boca, y al accionar el mecanismo eléctrico emite chorros de agua a presión que liberan de todos los restos depositados entre las piezas dentales y las encías.

Estas cánulas cumplen una doble función: la de masajear las encías y evitar su hinchazón y sangrado y la de retirar los residuos tras las comidas.

El aparato dispone de varios niveles de presión para que el chorro de agua salga con mayor o menor presión. A los niños se les debe aplicar al principio el nivel más bajo con el fin de que no tengan miedo a su uso.

Existen irrigadores bucales domésticos muy similares a los que se usan a las clínicas dentales pero a un precio mucho más bajo y asequible para todos los bolsillos.

¿Dónde puedes comprar un irrigador para limpiar la boca?

Es un aparato que es difícil de encontrar en las tiendas tradicionales, en las grandes superficies puedes encontrar alguno pero nadie te podrá contar como funcionan.

Yo he visto alguno en las farmacias pero a un precio mucho más elevado que los que he encontrado por internet comprándolo online y encima exactamente el mismo modelo.

Para más información consulta: http://www.irrigadorbucal.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *