Posibles usos de la sal del Himalaya

En este artículo vamos ver alguno de los usos que podemos dar a esta maravillosa sal rosada del Himalaya, que aunque se llame así también puede proceder de Pakistán o de algunos países de centro Europa como por ejemplo Polonia.

Para comenzar la sal es un nutriente que necesita nuestro organismo. La sal común de cocina está procesada por lo que nuestro cuerpo no será capaz de procesarla tan bien como esta sal 100% natural. Cuenta con más de 84 elementos necesarios para un correcto de todas las funciones vitales, entre ellos y por citar solo algunos podemos tener: hierro, magnesio, cobalto o zinc. Así que una buena idea será utilizar esta sal como sustituto de la sal común. Además daremos un toque exótico a nuestros platos aportando un tono rosado o anaranjado de alguna de nuestras recetas. Los baños de sal también son recomendados para cuidar nuestra salud. La sal del Himalaya ayudara con los problemas y afecciones de piel que tengamos.

Ayudará a cicatrizar mejor las heridas y será de gran utilidad a la hora de tratar el eccema. Aportan un gran alivio para personas que sufran de osteoporosis y dolor en las articulaciones. Además tienen un efecto relajante y sedante por lo que una buena idea será tomar estos baños antes de irse a dormir. Para realizar un baño prepararemos la bañera con agua templada a nuestro gusto.

A continuación añadiremos aproximadamente 500 gramos de sal. Estaremos dentro del agua unos 20 minutos, a continuación nos secaremos bien y no realizaremos ninguna actividad estresante para que la sal aun presente en la piel pueda purificarla.

Se pueden realizar estos baños 2 veces por semana. Para los lavados nasales se usara una solución salina al 0,9% de concentración.

Para conseguir esta disolución usaremos unos 9 gramos de sal por cada litro de agua. Se aconseja que el agua no sea fría para conseguir una disolución más fácil. Con esta solución y ayudados con una jeringuilla sin aguja, procederemos de la siguiente manera: llenaremos la jeringuilla con la disolución preparada y la introduciremos en uno de los orificios nasales, apretaremos para que la disolución  salga con fuerza y pueda limpiar bien el interior de la nariz. Lo normal es que el líquido salga por el otro orificio.

A continuación procederemos de la misma forma en el otro orificio. Esto ayudara en casos de tener congestión permitiendo despejar la nariz y así poder respirar correctamente.

Para aliviar los dolores de garganta se puede usar la misma disolución y hacer gárgaras con ella, los dolores se verán aliviados.

Inhalaciones de sal para realizar esta tarea necesitaremos un inhalador donde podamos poner la sal del Himalaya en su interior. Una vez colocada respiraremos el aire que contendrá la sal disuelta, aliviando los problemas respiratorios como puede ser el asma.

Comprar lámparas de sal puede ayudar a limpiar el ambiente y a sentirnos mejor al eliminar los iones positivos que son los responsables de hacernos sentir cansados o fatigados. Las lámparas de sal al calentarse con el calor de lámpara empezara a emitir iones negativos que neutralizaran los positivos permitiendo estar en un ambiente puro para que la salud de nuestro organismo no se vea perjudicada.

Y vosotros ¿Conocéis algún uso más de esta sal?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *